Cómo administrar el tiempo

Cómo administrar el tiempo mientras busco empleo

¡Es muy importante aprovechar el tiempo! Encuentra un balance entre la búsqueda de empleo y realiza actividades que potencien tus habilidades para la siguiente experiencia. Focalízate y encuentra nuevos objetivos que puedas desarrollar para ser más productivo/a en este lapso fuera de la rutina laboral.

Si evalúas lo que haces diariamente, puedes darte cuenta de lo que es útil para tu desarrollo personal y lo que no te aporta mucho. Así que, toma tu calendario y define rutinas que te activen y sean acordes a tus metas. Si quieres darte un espacio para descansar, también puedes separar un tiempo específico para ello, sin que esto afecte tu proceso.

Pero, ¿qué debo incluir en mi rutina para obtener buenos resultados? Hay seis puntos que puedes aplicar para gestionar tu tiempo con mayor efectividad:

1. Plantea tus objetivos     Aprender un idioma, fortalecer tus conocimientos en herramientas informáticas, terminar un proyecto artístico, revisar tus ideas de negocio, mejorar tu redacción o compartir tus conocimientos en un voluntariado pueden ser objetivos para invertir tu energía durante esta época de receso laboral.      2. Establece tu jornada   Antes de planear una rutina, clasifica tus tareas en prioritarias, importantes u opcionales.   Así, por ejemplo, podrías definir la actualización de tu CV como prioritaria, ayudar en los quehaceres del hogar como importante y ver un documental como opcional.   Una vez organizadas por categorías, incluye en tu día a día los tres tipos de actividades para avanzar en tus propósitos y, también, darte un tiempo para descansar.  
3.Lee   Estar actualizado/a sobre lo que ocurre en el mundo, además de indagar  sobre temas relacionados con tu área de acción laboral, es un recurso para ampliar tus perspectivas y estar más abierto a entablar conversaciones o hacer networking.   Leer siempre será una buena manera de invertir tu tiempo y de seguir aprendiendo.4.Ordena tu búsqueda laboral   Dentro de tu rutina diaria reserva un espacio para revisar las páginas de empleo y postular a las vacantes  alineadas a tus objetivos, participar en las redes sociales especializadas y generar conversaciones con tus contactos.   De la disciplina que tengas para realizar esta tarea, depende el éxito de tu búsqueda.

Networking, una puerta al relacionamiento

¡Conecta con nuevas personas! El networking es una estrategia de relacionamiento que te ayudará a crear nuevos contactos en el ámbito profesional. Las redes sociales especializadas pueden ser la primera plataforma para compartir no solo tu perfil, sino también tus ideas, innovaciones o contenido que sea atractivo para un grupo de personas del sector donde te quieres desempeñar. Si construyes tu marca personal en redes sociales profesionales, tendrás mejores oportunidades en el mercado laboral.

Y cuando tengas la oportunidad, participa en foros, conferencias o encuentros donde puedas relacionarte, crear vínculos e impulsar tu búsqueda laboral. No dudes en preparar una presentación corta donde resaltes tus competencias y habilidades, en cualquier momento puede llegar la oportunidad de compartirlo con un reclutador o contacto.

Recuerda que una temporada sin empleo no significa tiempo muerto, puedes gestionarlo para ser productivo y alcanzar nuevos propósitos.

Una herramienta clave para la búsqueda de empleo: Tu CV

Concéntrate en tener todo preparado para el momento en que se presente una oportunidad laboral y actualiza tu CV. No olvides resaltar tus habilidades técnicas, experiencia y estudios.

La hoja de vida o currículum es la carta de presentación frente a los reclutadores, así que de esta dependerá que decidan llamarte a una entrevista y continuar el proceso.  Entonces, ¿es posible conquistar el mundo laboral con un buen CV? Sí, por eso no dudes en revisarlo nuevamente y, si aún no lo has hecho, este es el mejor momento para empezar. Aquí te compartimos algunas recomendaciones para que tu CV destaque:

Encuentra o arma una plantilla:  Recuerda que todo comunica, desde los colores hasta los formatos que elijas. Opta por colores sobrios, y distribuye la información con claridad.

Selecciona la información: Debes destacar tu perfil profesional, experiencia, estudios y conocimientos; ser concretoes la mejor opción. Distribuye los datos de acuerdo con la postulación, resalta la experiencia que tiene más relación y las habilidades para desempeñarte en el sector.

Redacta tu perfil: Los reclutadores quieren conocerte, así que no dudes en agregar un corto resumen en el que compartas tus competencias y habilidades. Recuerda que la redacción y ortografía no pueden pasar desapercibidas.

Destaca tus logros: Si estás en busca de tu primer empleo, debes darles prioridad a tus proyectos extracurriculares, voluntariados, pasantías e idiomas; al igual que a tus habilidades de relacionamiento. Si ya tienes experiencia, no dudes en escribir tus logros profesionales, indicar resultados obtenidos en funciones anteriores y ser honesto con la información.

Ahora que ya conoces la fórmula para gestionar tu tiempo mientras buscas empleo, es momento de ponerla en práctica e iniciar rutinas productivas que se enfoquen en tu éxito personal y profesional.

Inicia sesión

Regístrate

¿No tienes una cuenta? Créala en pocos minutos y accede gratis a nuestros contenidos.