¿Estoy listo para trabajar?

¿Estoy listo para trabajar?

Terminaste el colegio, la educación técnica o la universitaria y realizaste prácticas. ¡Estás listo para iniciar el camino profesional!… bueno, no tan rápido. Tienes una parte importante, pero no es suficiente.

“¿No?” te habrás preguntado con sorpresa “¡Pero si hasta tengo experiencia!” No basta con saber de números, despejar ecuaciones a la perfección, construir unos textos brillantes, hacer análisis complejos, tocar muy bien un instrumento, tener pulso de cirujano o un excelente manejo de herramientas digitales. Nada de esto es suficiente si no estás en capacidad de manejar las emociones. El conocimiento técnico queda en segundo plano si no sabes cómo desarrollar ese toque extra que te hará único y te diferenciará de los demás profesionales.

¿De qué estamos hablando? De algo que pocas veces se prioriza en la currícula de educación superior: habilidades blandas. Algunas son capacidades instaladas: nacemos con ellas y se potencian con el tiempo; otras se aprenden y desarrollan. Pero créenos, son tan necesarias en el entorno laboral, como el limón en un buen ceviche.

Pongamos un ejemplo. Walter y Flor estudiaron juntos para formarse como científicos de la computación, incluso tienen promedios académicos muy similares. Son dos profesionales capacitados para resolver problemas informáticos complejos y crear algoritmos funcionales. Walter y Flor saben, o creen, que ya están preparados para iniciar su trayectoria laboral. A los pocos meses Flor se desenvolvía como pez en el agua en su trabajo, mientras que Walter enfrentaba una serie de dificultades interpersonales que no le dejaban avanzar en su ejercicio profesional con éxito. ¿Qué diferenciaba a estos dos profesionales? Probablemente sus habilidades blandas.

Academia de Habilidades blandas

En realidad, como sabrás, no existe tal maravilla como la que se anuncia en el titular anterior. Tampoco hay en las universidades o institutos algo como “habilidades blandas 1”, “habilidades blandas 2”.  Pero si no es durante nuestra formación técnica o profesional, ¿dónde se aprenden? En la vida misma.

No somos una academia de habilidades blandas, pero sí unos convencidos de su importancia. Por eso, te ayudaremos a potenciar algunas que quizás ya tienes, o a conocer y desarrollar otras que necesitas. Las siguientes líneas las dedicaremos a enumerar cinco de las habilidades blandas imprescindibles en el entorno laboral.

1. Adaptabilidad. Se trata de la capacidad de ser flexible para ajustarse a los cambios, que no dan tregua, pues son cada día más veloces. Cuando aparezca un cambio, ponle buena cara y piensa cómo puedes adaptarte a él y sacarle el mejor partido.

2. Creatividad. Todos podemos ser creativos. No es un terreno exclusivo de las artes. En ciertos entornos laborales se trata de idear soluciones originales a problemas convencionales y perder el miedo a proponer otras maneras de hacer las cosas. Siempre podemos hacer conexiones diferentes entre conceptos e ideas que ya existen y ver las cosas de otra manera.

3. Comunicación asertiva. Consiste en encontrar las palabras y el tono adecuado para expresar lo que necesitas comunicar, teniendo en cuenta quien es tu receptor, así como escuchar el punto de vista de los demás y captar correctamente el mensaje que quieren transmitir. Desarrollar estas habilidades, entre otras, te ayudará a manejar mejor las conversaciones difíciles y sentirte más seguro al momento de comunicarte.

4. Perfil resiliente. No nos engañemos, todos enfrentamos dificultades, bien sean pequeños o grandes desafíos cotidianos. Esto pasa en tu vida personal, probablemente te ocurrió en la universidad y te pasará en el trabajo. Ser resiliente es esa capacidad de aprender de las dificultades y encontrar en los problemas múltiples oportunidades.

5. Empatía. Se trata de ponerse en el lugar de los demás, antes de juzgar, calificar o criticar.

Seguro te sientes identificado con algunas de las habilidades blandas que acabas de leer, quizás las percibes en alguien de tu entorno. Si crees que no las tienes, no te preocupes, todos estamos en capacidad de desarrollarlas, es cuestión de práctica y conciencia. 

Ya lo sabes, estás a tiempo de descubrir o desarrollar tus habilidades blandas en esa academia que nos enseña lo intangible: la vida misma, cuya matrícula no tiene caducidad.

Fuentes
https://www.universia.net/pe/actualidad/empleo/5-habilidades-necesarias-ingresar-mercado-laboral-1143667.html

https://www.elempleo.com/co/noticias/consejos-profesionales/que-debes-tener-en-cuenta-cuando-inicias-en-un-nuevo-trabajo-6766

https://blog.centrodeelearning.com/2022/03/02/12-claves-para-tener-exito-en-tu-primer-trabajo/

https://www.jobteaser.com/es/advices/204-10-consejos-para-tu-primer-dia-de-trabajo 

https://elpais.com/economia/2019/12/26/actualidad/1577364486_808223.html

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-05-08/las-10-habilidades-que-debes-tener-para-funcionar-hoy-en-el-mercado-laboral_115542/

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-10-30/los-miedos-mas-comunes-a-los-que-debemos-enfrentarnos-en-el-trabajo_47745/

https://www.santander.com.ar/banco/online/iu/formacion-e-inspiracion/busqueda-de-trabajo/17-habilidades-que-buscan-los-empleadores

https://www.bizneo.com/blog/habilidades-laborales/

Inicia sesión

Regístrate

¿No tienes una cuenta? Créala en pocos minutos y accede gratis a nuestros contenidos.